Hacer sonreír a Dios

Nuestra vida es un regalo, algo que hemos recibido sin pedirlo…  Y sin haber hecho nada, absolutamente nada, para merecerlo. Pocas veces nos detenemos a meditar sobre este hecho -al menos yo- y esta mañana me he dado cuenta de que esa falta de atención al...