El peligro de nacer… Y renacer

Pese al título del post, estoy convencido de que nacer -la vida- es un don de un valor incalculable, y no una mala pasada que nos ha jugado el destino. Sin embargo, es un hecho que al nacer, al abandonar el seno materno, se romperá el cordón umbilical que nos ligaba a...

Sin épica no hay vida

La mayoría de seres humanos tenemos algunos momentos de lucidez en nuestra vida en que percibimos que estamos llamados a convertir nuestra existencia en una aventura.  Lamentablemente, no siempre hacemos caso a esa intuición…  Y nos condenamos a nosotros mismos...

Sin palabras ante Dios

No creo que te descubra nada nuevo si te digo que trato de meditar cada día, y que también diariamente me reservo un rato para la oración. Tanto mi meditación como mi oración mudan su forma en función de las circunstancias, interiores y exteriores.  No hay dos días...