foto-ola-2
Se me ha complicado la semana, por lo que en los próximos días deberé ser muy breve en mis posts.  En el de hoy, quiero traer a colación un texto de Henri de Lubac que versa sobre un tema que hemos tratado mil veces en este blog: Dios no es lo que podamos decir de Él, la palabra no es la cosa, no es esto ni aquello (el neti-neti del jñana marga), cualquier concepto de Dios no es más que un símbolo que apunta tanto como oculta.  Te dejo la cita para que puedas reflexionar sobre ella:
«Las ideas que nosotros nos hacemos de Dios, son como las olas del mar, sobre las cuales el nadador se apoya para superarlas».
No nos quedemos enredados en nuestros conceptos y visiones, no aprisionemos a Dios, no discutamos entre nosotros por lo que no son más que limitadas aproximaciones a lo Inabarcable.  Dios siempre está más allá…  Y más acá.  Que nos una, que no nos separe…  Que nos conduzca al encuentro, no a la división…
De lo contrario ya no será Dios, sino su adversario.

Share This