Acabo de leer un texto del Maestro Eckhart que me ha parecido tremendo por la fuerza y rotundidad de la verdad que plantea…  Y con la que demasiadas veces me siento identificado.  Dice así:

Recuerda, mientras busques algo de ti nunca encontrarás a Dios, pues no estás buscando solamente a Dios.  Estás buscando algo a través de Dios, haciendo una vela de Dios, como si dijéramos, con la que encontrar algo, y luego, habiéndolo encontrado, tiras la vela.  Así te irá: lo que encuentres con Dios es nada, sea lo que sea, sean ganancias o beneficios o la vida interior o cualquier otra cosa: nada buscas y nada encontrarás.

¿Cuántas veces hacemos de Dios un instrumento para satisfacer nuestro propio egoísmo, nuestros deseos, nuestras apetencias, nuestras necesidades?  ¿Cuántas veces tratamos de poner a Dios a nuestro servicio?

Neti, neti…  No es esto, no es esto…  Esto no es Dios, ni esto es religión.  Egoísmo travestido de espiritualidad.

 

Share This