bebe

Hoy mi esposa ha dado a luz a nuestro quinto hijo.  Pese a las dificultades -que no han sido pocas- parece que al final todo ha ido bien, que los dos se van recuperando…  Y yo estoy pletórico de felicidad al haber presenciado, una vez más, el insondable misterio de la vida.

Hoy no toca reflexionar sobre él, hoy corresponde gozarlo…  Y a eso voy a dedicar el resto de la jornada… Aplicación profunda de la máxima Primum vivere, deinde philosophari.

Que paséis todos un buen día, que el mío no podía comenzar mejor… Hoy hay, en mi vida, un nuevo milagro al que adorar… Un nuevo tesoro que descubrir.

Share This