El ser humano, esto es tú y yo, somos cocreadores de este mundo que está por terminar y en constante cambio…  No siempre para mejor.

Decía Thoreau que ‘el mundo no es sino un lienzo para nuestra imaginación’.  Y lo comparto: debemos vivir como artistas, tratando de plasmar el máximo esplendor y belleza que podamos imaginar sobre el lienzo.  Debemos actuar haciendo del mundo un lugar mejor, más humano, más bello, más vivible.

Podemos y debemos dejar huella, participar, cultivar nuestra parcela de existencia para que dé fruto.

Somos creadores, artistas, y nuestra vida debe ayudar a hacer de este mundo una obra de arte.

Nada hay más peligroso que el que los buenos no hagan nada.

Share This