tolstoi3010

No creo que os desvele ningún secreto si os digo que la felicidad no es un destino, una meta, sino una característica propia del camino, del viaje, si lo realizamos adecuadamente.

Perseguir la felicidad es el modo más seguro de no dar jamás con ella…  Porque ésta no depende de nada más que de nosotros mismos, de que sepamos descubrirla en el aquí y el ahora, de que asumamos que ya disponemos de todos los ingredientes para ser felices, y que nos demos cuenta de que basta con cocinarlos adecuadamente.

El tener más o menos cosas no te va a hacer más feliz, tampoco un Euromillones…  Podrá hacerte ilusión, pero las alegrías que se asocian al tener son fugaces, rápidamente caducas… Sólo el Ser es eterno, sólo el ser permanece en medio de un mundo que se manifiesta a través del cambio.

Si queremos encontrar la felicidad, si queremos que ésta sea nuestra compañera de viaje, más nos vale atender a los clásicos, a Platón y a Tolstoi, y tomar conciencia de que para ser feliz es preciso cultivar el ser, la auténtica riqueza interior, y recordar que ésta tiene mucho más que ver con el poco necesitar que con el mucho poseer, con la contemplación de cuanto nos ha sido dado gratuitamente más que con la ambición de cuanto carecemos.

Disfruta de lo que tienes, aprécialo con un corazón agradecido…  Y no ambiciones demasiado aquello de lo que careces.  Si sigues este sencillo consejo puedo asegurarte que disfrutarás de una vida sencilla, y que una sonrisa de profunda alegría y satisfacción surcará tu rostro.

Puedes ser feliz, está en tu mano, para eso has sido traido a la existencia…  Para que seas feliz siendo quien eres, viviendo tú vida…  Y no la que el mercado ha creado para ti.  Se tú mismo, descubre la felicidad en cada rincón…  Y danza con ella…  No hay mejor baile si quieres hacer de tu vida una fiesta.

Share This