Cada día me cuesta más creer que, en realidad, seamos animales racionales.  Porque nuestra estupidez casa mal con la supuesta inteligencia de la que nos vanagloriamos.

¿Que por qué comienzo un post con una afirmación tan negativa?  Porque me miro al espejo y no dejo de sorprenderme…  Y no siempre para bien.  Me explico: imagina, por un momento, que quieres emprender un viaje.  No es preciso que sea a tierras lejanas.  Pongamos que yo -que vivo en Barcelona- quisiera ir a visitar, por ejemplo, el Real Alcázar de Sevilla.  No he estado nunca, me han dicho mil veces que es una maravilla y -por fin- me he decidido a ir.

¿Qué es lo primero que haría después de decidir el destino de mi viaje?  Buscar información sobre los medios de transporte de los que dispongo para llegar allí, sobre lo que necesitaré para el viaje, sobre dónde me alojaré, sobre qué más puedo aprovechar para ver en Sevilla, sobre cuándo puedo ir, sobre cuánto tardaré en llegar, sobre qué me costará el viaje…  Lo normal, ¿no?

¿Y después de eso?  Pues, si todo encaja, organizarlo todo, prepararlo todo, contratarlo todo, ponerme en marcha y disfrutar de la aventura.

¿Clarísimo, no?  Entonces, ¿alguien me puede explicar por qué no siempre hacemos lo mismo con el viaje más importante, que es el de nuestra vida?  ¿Por qué no nos paramos a pensar dónde queremos ir, cómo podemos llegar, qué nos costará hacerlo, cuánto tardaremos y qué más podemos hacer por el camino o una vez lleguemos allí?

No nos damos cuenta pero estamos aplazando el viaje de nuestra vida y, mientras tanto, dejamos pasar los trenes que conducen a nuestro destino.  Y ahí nos quedamos, en la estación, mirándolos con cara de bobos sin hacer nada.  Y se cierran las puertas, y se van…  Y rezamos porque llegue otro…  Que también dejaremos pasar.

Quizá ha llegado el momento de detenerse, de preguntarnos dónde queremos ir, de planificar el viaje y de trabajar el plan.  Si lo hacemos, puede que todo cambie…  Y que disfrutemos de una aventura mientras nos dirigimos hacia nuestro destino.

Share This