Tengo cinco hijos.  Tres de ellos están inmersos -de lleno- en el proceso de elegir asignaturas y estudios para orientar su carrera profesional.  Desde hace unos años, he tratado de ofrecerles herramientas y medios para conocerse lo mejor posible a sí mismos, para estar al día de los planes de estudios de cada carrera universitaria y para conocer la realidad del ejercicio profesional de cada una de las opciones que se han planteado.

Me encantaría que fueran capaces de elegir con cabeza y con corazón, atendiendo a quiénes son y a lo que quieren hacer con su vida, a sus dones, a sus necesidades y a sus ansias de dejar huella ayudando a los demás.  Sin engaños, ensoñaciones ni falsas expectativas.  Me gustaría que amaran lo que vayan a hacer y que, haciendo eso, amen y sirvan.

Es cierto que, como padre, también me gustaría que su decisión les ofreciera una oportunidad de vivir tranquilos económicamente.  Pero eso debe ser una consecuencia de lo que hacen, no el punto de partida para elegir unos estudios…  Conozco a demasiadas personas con la cuenta bancaria llena de dinero y el corazón repleto de amargura porque están viviendo una ‘exitosa’ vida que sienten que no es la suya.

Así que ando con un cuidado exquisito para no volcar en ellos mis frustraciones, para no generar expectativas, para no mostrar mis preferencias…  Deben ser ellos quienes elijan su futuro, y nosotros no estamos aquí para elegir por ellos sino para intentar que elijan con libertad y para hacerles sentir que, si se equivocan de camino, tampoco es un drama…  Habrá que iniciar un nuevo viaje, y nosotros estaremos a su lado para apoyarles y acompañarles.

Animemos a nuestros hijos a elegir con valentía, a que lo importante sea para ellos lo importante…  A elegir con responsabilidad.  Porque ellos pueden ser la respuesta y solución a muchos de los problemas que nos aquejan.  Ellos pueden ser el cambio que necesitamos si se animan a ser quienes están llamados a ser.

No seamos un freno para ellos, no seamos una mala influencia.  Animémosles a amar y servir.

Share This