vacaciones

Hoy, mis hijos, ponen fin a su curso.  Ya no volverán al colegio hasta el mes de septiembre.  Es momento de despedidas, y el inicio de un periodo de cambio de actividad.  Las vacaciones realmente nos limpian y depuran si somos capaces de hacer algo con ellas, cambiando nuestras rutinas y ocupaciones diarias por otras distintas que nos estimulen y motiven, más allá de nuestras obligaciones habituales.

Voy a seguir su ejemplo y voy a despedirme de todos vosotros hasta septiembre.  No significa eso que no vaya a escribir nada hasta entonces, pero me desprendo de la obligación de escribir cada día para publicar sólo puntualmente, cuando el cuerpo me lo pida, cuando no tenga más remedio que hacerlo.

Familia, trabajo y tesis requieren por estas fechas una mayor dedicación, y no voy a negársela…  Aunque de vez en cuando les vaya a ser infiel con todos vosotros.

Os deseo unas muy felices vacaciones.  Nos vemos de nuevo en septiembre.  Hasta entonces, para los más habituales, posts ocasionales y el archivo con todas las entradas publicadas hasta el momento, en el que podéis bucear siempre que queráis.

Aprovechad estas fechas y haced de cada día una fiesta.

Un abrazo, con cariño y agradecimiento.

Joaquín

Share This