Hay lecturas que son mero entretenimiento, también la superficialidad afecta a los libros.

Pero hay una lectura que es búsqueda, un zambullirse en la mente, el alma, la experiencia o los sueños ajenos para descubrir en ellos esos rincones de nosotros mismos que todavía no hemos logrado explorar.  Hay libros que son mapas que nos animan a transitar por nuestras intimidades, a buscar nuestra Identidad.

San Juan de la Cruz lo sabía y lo practicaba, tanto en su lectura como en su escritura.  Por ese motivo merece la pena dedicar un tiempo a rumiar su recomendación:

  Buscad leyendo…  Y hallaréis meditando

San Juan de la Cruz

Share This