Es  éste un libro fantástico que recoge la conferencia que bajo el título «La última lección» impartió un profesor universitario al que acababan de diagnosticar un cáncer terminal. ¿Qué dirías tú si tuvieras que condensar todo tu saber en una conferencia para transmitírselo a tus hijos, amigos o alumnos?

Aunque se moría, o tal vez porque se moría, Randy Paush decidió que la conferencia iba a tratar sobre cómo vivir… Que es el mejor modo de enseñar a morir.

La presentación fue maravillosa tanto en el fondo como en la forma, así que os facilito también los vídeos de ese encuentro.  Vale la pena dedicar un rato a la lectura del libro, y otro al visionado de la conferencia.  Para disfrutar y aprender.

1. Supe que, pese al cáncer, podía sentirme un hombre afortunado porque había realizado mis sueños

2. Si puedes soñarlo, puedes hacerlo (Walt Disney)

3. No podemos cambiar las cartas que se nos reparten [en la vida], pero sí cómo jugamos nuestra mano

4. A mí me tocó la lotería de los padres.  Nací con el boteto premiado.

5. El dinero nunca fue problema en casa, sobre todo porque mis padres nunca tuvieron necesidad de gastar mucho.

6. Si ofreces consejos propios, la gente suele desestimarlos; si recurres a la sabiduría de un tercero, queda menos arrogante y es más fácil de aceptar.

7. Aportad siempre algo, seréis mejor recibidos.

8. Cuando la cagas y nadie te dice nada es porque te consideran un caso perdido.

9. La tenacidad es una virtud, pero no siempre es necesario que todo el mundo contemple el empeño con que trabajas

10. Los muros existen por alguna razón.  Y no es para mantenernos fuera.  Los muros existen para darnos la oprtunidad de demostrar hasta qué punto deseamos algo.

11. Las personas son más importantes que las cosas

12. No sirve de nada pasarse los días temiendo el mañana

13. He sabido comprimir mucha vida en el reducido tiempo que me ha tocado

14. Siempre se puede cambiar de plan, pero sólo si tienes alguno.

15. El tiempo es lo único que tenéis.  Y tal vez un día descubráis que os queda menos del que pensabais.

16. Soy un imbécil en fase de recuperación

17. Es una gozada alcanzar los sueños de la infancia, pero con los años a veces descubres que hacer posibles los sueños de otros es todavía más divertido

18. No sabía a qué altura debía colocar el listón, y no les haría ningún favor si lo decidía al azar.

19. El hombre piso la luna por primera vez en el verano de 1969, cuando yo tenía ocho años.  Supe entonces que casi cualquier cosa era posible.

20. Siempre preferiré a una persona seria que a una moderna, porque la modernidad existe sólo a corto plazo

21. Si la gente invirtiera una décima parte de la energía que malgasta en quejarse en tratar de resolver el problema, les sorprendería descubrir los bien que pueden funcionar las cosas

22. Quejarse no es una buena estrategia.  Todos disponemos de un tiempo y de una energía limitados. Es muy improbable que el tiempo que invertimos quejándonos nos ayude a alcanzar nuestras metas.  Y no va a hacernos más felices.

23. Sus síntomas eran estrés y ansiedad: Su enfermedad, el dinero que debía.

24. Si esperas el tiempo suficiente, la gente te sorprenderá y te impresionará (…). Cuando la gente te decepciona, puede que sólo sea porque no les has concedido suficiente tiempo.

25. La suerte es lo que ocurre cuando la preparación coincide con la oportunidad (Séneca)

26. Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no, tienes razón.

27. Lo importante no es lo fuerte que golpeas, sino lo fuerte que te golpean… Y aguantas.

28. La experiencia es lo que te queda cuando no consigues lo que querías

29. El fracaso no es aceptable, sino, a menudo, esencial.

30. Mostrar gratitud constituye una de las cosas más sencillas y poderosas que un ser humano puede hacer por otro. (…) Considero que las notas de agradecimiento deben hacerse a la antigua, con bolígrafo y papel.

31. El mejor atajo es el camino más largo, que básicamente consta de dos palabras: trabajo duro.

32. Si trabajas más horas que los demás, en esas horas aprendes más oficio que ellos.

33. Haced por los demás lo que alguien hizo por vosotros

34. Cuando uno se disculpa, cualquier actuación por debajo del sobresaliente equivale a un suspenso.  Las disculpas desganadas o poco sinceras a menudo son peores que no disculparse en absoluto porque el que las recibe se siente insultado

35. Las verdaderas disculpas constan de tres partes: 1) Lo que hice estuvo mal.  2) Lamento haberte molestado.  3) ¿Cómo podría compensarte?

36. La sinceridad no sólo está bien desde el punto de vista moral, sino que además es eficiente.  En una cultura donde todo el mundo dijera la verdad, se ahorraría mucho tiempo en comprobaciones.

37. En todos sus niveles, las instituciones pueden y deben tener corazón

38. Conectar con los demás, nos hace mejores personas.

39. Puede resultar muy perjudicial que los padres alberguen sueños específicos en relación con sus hijos.

40. La tarea de los padres consiste en animar a los hijos a que cultiven la alegría de vivir y las ganas de perseguir sus propios sueños.  Lo mejor que podemos hacer es ayudarlos a desarrollar las herramientas necesarias para conseguirlo.

41.Vivo como si me estuviera muriendo.  Pero al mismo tiempo, vivo como si todavía estuviera viviendo.

42. Cuando uno está agotado física o emocionalmente no puede ayudar a los demás

43. La televisión, la mayor pérdida de tiempo de la humanidad

44. Quiero que os convirtáis en lo que queráis convertiros.

Sé que los extractos nunca hacen justicia al libro, pero quizá sean el anzuelo que os hagan picar y leerlo.  Estoy convencido de que me lo agradeceréis.

Para abrir boca, aquí tenéis los prometidos vídeos:
La versión breve, subtitulada en castellano:

La conferencia completa (en inglés):

Share This