Descubrí esta canción a través de la versión de María Isabel Saavedra, para mí la mejor de las que se han hecho.  Pero me ha parecido justo hacerle un homenaje a su autor -Jorge Rojas- ya que la letra no tiene desperdicio.  Así que, finalmente, he enlazado las dos versiones de la canción para que puedas comparar y escoger cuál prefieres.

Esta canción es un poema para quienes ya empezamos a tener una edad y las experiencias nos van dejando sus cicatrices en el alma.  Una invitación a no dejarse arrastrar por el desánimo y hacer de cada fracaso un aprendizaje para renacer de nuevo tras cada caída, convirtiendo cada mañana en un nuevo alumbramiento.

 

Empezaron los años a dejar su marca
Y no son más que huellas de esta realidad
Y poco a poco cambia de color mi alma
Y hasta me sobra a veces la serenidad
Empezaron los años a quitarme culpas
Y voy detrás de toda la felicidad
Estoy jugando el juego de mi propia vida
Donde la apuesta es perder para ganar
De eso se trata, de equivocarse
Y de perder el miedo y no querer salvarse
De eso se trata la vida misma
De mil veces errar y luego perdonarse
Y descubrirse pariendo versos
Que a nadie llegan, si por dentro estás desierto
Poner la cara, creerse muerto para nacer de nuevo
En cada madrugada
Empezaron los años a tomar distancia
Entre el alma y la piel, esta piel que se irá
Mientras el tiempo pasa uno se vuelve simple
Y mira la belleza, aun en la oscuridad
De eso se trata, de equivocarse
Y de perder el miedo y no querer salvarse
De eso se trata la vida misma
De mil veces errar y luego perdonarse
Y descubrirse pariendo versos
Que a nadie llegan, si por dentro estás desierto
Poner la cara, creerse muerto para nacer de nuevo
Sin maquillaje ni color
Es el camino de existir
De eso se trata el milagro de vivir
De eso se trata, de equivocarse
Y de perder el miedo y no querer salvarse
De eso se trata la vida misma
De mil veces errar y luego perdonarse
Y descubrirse pariendo versos
Que a nadie llegan, si por dentro estás desierto
Poner la cara, creerse muerto para nacer de nuevo
En cada madrugada
Share This