Las canciones son más que su melodía, son más que su letra…  Son el sentimiento del que brotan y el que despiertan en quien las escucha.  Algunas, además, cobran especial fuerza por el momento en el que fueron escritas o por lo que representan en la biografía de su autor…

Escuchar ‘Eso que tú me das’, en la recta final de la vida de Pau Donés, demuestra que uno puede escoger morir en vida o vivir pese a estar muriendo.

Una letra que, con su alegría pese a las circunstancias, invita a una oración profunda pero no ultramundana sino cercana y vivencial…  Una canción de agradecimiento a la Vida por una vida que intentamos vivir con mayúsculas.

 

Eso que tú me das
Es mucho más de lo que pido
Todo lo que me das
Es lo que ahora necesito
Eso que tú me das
No creo lo tenga merecido
Todo lo que me das
Te estaré siempre agradecido
Así que gracias por estar
Por tu amistad y tu compañía
Eres lo, lo mejor que me ha dado la vida
Por todo lo que recibí
Estar aquí vale la pena
Gracias a ti seguí
Remando contra la marea
Con todo lo que recibí
Ahora sé que no estoy solo
Ahora te tengo a ti
Amigo mío, mi tesoro
Así que gracias por estar
Por tu amistad y tu compañía
Eres lo, lo mejor que me ha dado la vida
Todo te lo voy a dar
Por tu calidad, por tu alegría
Me ayudaste a remontar
A superarme día a día
Todo te lo voy a dar
Fuiste mi mejor medicina
Todo te lo daré
Sea lo que sea, lo que pidas
Y eso que tú me das
Es mucho más
Es mucho más
De lo que nunca te he pedido
Todo lo que me das
Es mucho más
Es mucho más
De lo que nunca he merecido
Eso que tú me das
Eso que tú me das
Share This