La canción que hoy te traigo es algo así como un mantra que es preciso tener bien presente cada mañana al abrir los ojos: ‘Hoy puede ser un gran día’.  Porque puede serlo.  Y no depende sólo de las circunstancias, de las cartas que nos dé la vida, sino de cómo decidamos jugarlas.

Si afrontamos cada jornada como la última, con mirada inquieta y curiosa, haremos de cada día un gran día.  Hoy, y mañana también.

Una canción que ya tiene unos años y que, por eso mismo, me permite jugar con las imágenes.  Aquí tienes el vídeo de 1996 y, más adelante, el de 2016.  Misma canción, mismos protagonistas, un gran día…  Tan iguales y tan distintos.

Disfruta de la melodía y, muy especialmente, de la letra:

 

 

Hoy puede ser un gran día
Plantéatelo así
Aprovecharlo o que pase de largo
Depende en parte de ti

Dale el día libre a la experiencia
Para comenzar
Y recíbelo como si fuera
Fiesta de guardar

No consientas que se esfume
Asómate y consume
La vida a granel
Hoy puede ser un gran día
Duro con él

Hoy puede ser un gran día
Donde todo está por descubrir
Si lo empleas como el último
Que te toca vivir

Saca de paseo a tus instintos
Y ventílalos al sol
Y no dosifiques los placeres
Si puedes, derróchalos

Si la rutina te aplasta
Dile que ya basta
De mediocridad
Hoy puede ser un gran día
Date una oportunidad

Hoy puede ser un gran día
Imposible de recuperar
Un ejemplar único
No lo dejes escapar

Que todo cuanto te rodea
Lo han puesto para ti
No lo mires desde la ventana
Y siéntate al festín

Pelea por lo que quieres
Y no desesperes
Si algo no anda bien
Hoy puede ser un gran día
¡Y mañana también!

Share This