Imagino que todos tenemos algún sueño que no hemos realizado.  Y más nos vale que sea así, porque sin sueños es difícil que haya una vida que valga la pena.  Los sueños no siempre se realizarán, claro que no, pero siempre nos animarán a caminar, a movernos, a avanzar hacia un mañana mejor.

Sin embargo, es fácil que -si soñamos a lo grande- nos vengamos abajo cuando lo soñado se nos hace añicos.  En esos momentos, podemos echarnos a llorar en la cuneta o podemos crear un nuevo sueño más adecuado a nuestra esencia y circunstancias.

Esta canción de Mago de Oz (Hoy toca ser feliz) nos anima a no dejar de soñar, a no dejar de intentarlo, y a encontrar la felicidad en ese caminar.  Quizás se les va un poco la mano, pero -a falta de objetividad- siempre he preferido el optimismo al pesimismo…  Suele dar mejores resultados  😉

 

Cuando un sueño se te muera
O entre en coma una ilusión
No lo entierres ni lo llores, resucítalo
Y jamás des por perdida
La partida, cree en ti
Y aunque duelan, las heridas curarán
Hoy el día ha venido a buscarte
Y la vida huele a besos de jazmín
La mañana esta recién bañada
El sol la ha traído a invitarte a vivir
Y verás que tú puedes volar
Y que todo lo consigues
Y verás que no existe el dolor
Hoy te toca ser feliz
Si las lágrimas te nublan
La vista y el corazón
Haz un trasvase de agua
Al miedo, escúpelo
Y si crees que en el olvido
Se anestesia un mal de amor
No hay peor remedio
Que la soledad
Deja entrar en tu alma una brisa
Que avente las dudas y alivie tu mal
Que la pena se muera de risa
Cuando un sueño se muere
Es porque se ha hecho real
Y verás
Share This