g_061415_ricard_gere

Termino la semana con un interesante y breve vídeo de Matthieu Ricard, el monje budista -hijo del filósofo Jean François Revel- que saltó a la fama por ser uno de los hombres más felices del planeta.  Nos habla del altruismo, y comienza con una frase que merece ser esculpida en piedra: no existe una felicidad egoísta.  Sólo la apertura y la entrega a los demás nos conduce a la felicidad.  O, como también dijo con contundencia el Papa Francisco al final de su homilía en la Plaza de la Revolución de Cuba: quien no vive para servir, no sirve para vivir.  Distintos ropajes para una misma verdad que más nos vale recordar, y vivir.

Share This