Sí, lo sé…  A veces soy muy repetitivo, tanto con los temas como con los autores a los que cito y recomiendo.  Pero no puedo evitarlo, hoy no.

El silencio es uno de esos temas a los que debo volver periódicamente porque supone el a priori, la conditio sine qua non, de todo lo demás.

Y Javier Melloni es un amigo del que me resuena cada palabra como si viniera pronunciada desde lo más profundo de mí mismo.

Así que, cada vez que Javier hable públicamente del silencio, me va a ser muy difícil resistirme a compartirlo.  De hecho, creo que no voy a resistirme lo más mínimo  😉

Que lo disfrutes:

 

Share This