En demasiadas ocasiones, las gotas de lluvia contra el cristal vienen acompañadas de lágrimas en el alma.

Share This