pasos
Hay autores con una sensibilidad especial, que te hacen vibrar con cada uno de sus escritos…  A mí me sucede con Tagore.  Esta mañana he leído uno de sus textos que me ha parecido un auténtico canto a la esperanza para aquellos que buscan y no encuentran, que persiguen un rastro -como si Dios fuera una presa- pero nunca dan con ella…  Deja de correr de aquí para allá, detente, estate atento y espera…  Aquél al que buscas pronto te alcanzará…
Así lo dice Tagore:
¿No habéis oído sus pasos silenciosos?  Él viene, siempre está viniendo.
En cada momento y en cada época, cada día y cada noche él viene, viene, siempre está viniendo.
Yo he cantado muchas canciones con diferentes estados de ánimo, pero todas sus notas siempre han proclamado: «Él viene, siempre está viniendo».
Porque esa es la Divinidad, un permanente darse, entregarse, buscarnos…  Un torrente de amor que, en cuanto nos alcanza, nos purifica y nos arrastra con Él.
Hay esperanza…  Aunque con pasos silenciosos, Él está en camino, y viene a buscarte.

Share This