¡Ah, la Vida!

Si tiene algo, es que no para.

Nunca.

 

Vivir es danzar.

La melodía cambia, pero no deja de sonar.

Y hay que moverse.

 

A veces nos toca una lenta, a veces un twist…

Hay que dejarse llevar, y tratar de disfrutar de cada pieza.

 

No es raro que la nueva canción nos pille por sorpresa.

¡Sorpresas te da la Vida!

Pero, si confías en que todo puede ser para bien, te dejas llevar con confianza…

Porque sabes que tu pareja de baile no te va a fallar.

 

Eso es Fe.

Y eso ayuda a bailar.

Y eso ayuda a vivir.

Tanto cuando todo va bien.

Como cuando se nos jode la cosa.

 

¿Cambios maravillosos en tu vida?  ¡Disfruta!

¿Problemas a la vista? ¡Confía!

Y no dejes de bailar.

Porque por la vida solo se pasa viviendo, bailando, moviéndonos al son de cada nota.

 

Y, para saber qué bailar cuando la cosa se tuerce, mejor te lees mi LIBRO sobre cómo ser feliz cuando tu vida no es perfecta: https://amzn.to/3HVP3uY

Porque tiene tendencia a no ser perfecta la muy puñetera  😉

 

¡Que tengas un día fantabuloso en el que bailes al ritmo de la vida!

Nos seguimos leyendo.

 

* Foto de W R: https://www.pexels.com/es-es/foto/hombre-break-dance-en-pasillo-1450116/

Share This